3042604h864

Redes sociales eróticas: entre el negocio y la pluralización del porno

Ultimamente proliferaron a nivel mundial las comunidades de diversión sexual adulto, que facilita que algún persona cree sus propios contenidos eróticos, los comparta y gane dinero con ellos. Hablamos de una inclinación que está creciendo además en la Argentina como una manera de ingreso en USD y que abre varios problemas sobre la definición de trabajo sexual, el criterio de privacidad y el futuro de la pornografía. ¿Cómo se tienen la posibilidad de editar nuestro erotismo en un trabajo trabajo independiente?

Más allá de que la pornografía existe desde los primeros instantes de la popularización de Internet, y todavía es uno de los contenidos más populares, los móviles y las webcams de sitios como camsporno.com pusieron disponible para todos las utilidades primordiales para que alguno logre hacer estos materiales. A lo largo de años Tumblr fue la comunidad favorita para alojar estas imágenes y videos amateurs en tanto que estudios habituales realizaban producciones más elaboradoras. Pero todo eso cambió.

Después de que algunos hace unos meses Tumblr anunciara que no alojaría más contenido no apto para inferiores -lo que tuvo un significado un golpe mortal para sus visitas, que cayeron a menos de un tercio- las comunidades eróticas han comenzado a crecer y a prestar un modelo de negocios que hoy pone en jaque a la industria porno: cada vez más hombres y mujeres alcanzan monetarizar sus materiales sin salir de sus viviendas, sin enormes equipos y sin mediadores.

Una de las comunidades eróticas más populares es JustFor.Fans, que hoy tiene 4 mil “modelos comprobados” que desarrollan imágenes y fotos en sus viviendas con sus teléfonos y webcams transexuales para bastante más de 100 mil individuos de todo el globo, que abonan un promedio de diez USD por mes para ver el contenido de cada perfil.
Gente normal

En contraste con la forma donde comunmente se utiliza el vocablo, aquí los y las “modelos” no siempre tienen los tipos de cuerpos que se verían en una pasarela o en una tradicional producción de imágenes para una marca de ropa, sino que sus bellezas no hegemónicas son una de las claves de su triunfo.

En la situacion de Jason, entre otras cosas, su edad, su contextura física y su pelo corporal a lo mejor no le interese a una marca popular, pero que hoy vive de la comunidad OnlyFans, en donde se conoce como “RealMenFullBush”: “Trabajé realizando muebles a lo largo de 26 años, en enero de 2018 abrí mi cuenta y desde ese momento gano el triple de dinero que como carpintero”, le contó este hombre de 48 años a LA NACION desde su hogar en Seattle.

“Aún trabajo realizando muebles, pero me puedo ofrecer el lujo de sólo tomar los proyectos que me atraen. A OnlyFans le dedico entre 15 y 20 horas por semana, que tienen dentro los videos y responder a todas las cuestiones y comentarios”, completó.

En la Argentina además están los que han comenzado a crear capital con estas comunidades. Para Cuchi Laino, entre otras cosas, esta clase de interfaces fue un complemento natural de sus propios intereses: “Yo ya hacía imágenes por hábito de desnudos, con fotógrafos expertos y de mi seguridad y además me las tomaba yo, en mi casa. Cuando llegaron estas redes para hacer monetizable el erotismo, me dije ‘¿hacer algo que disfruto y encima sacar rédito? ¡Obvio!’ Solo me puse una condición: no perder mi esencia, el por qué lo hago. Siempre digo que mis contenido es para mí y por mí, que agrade es una consecuencia, y quién esté según todo eso es quien va a adquirir mi material”.
Los videos son caseros y esquivan las proposiciones (y los presupuestos) de la pornografía común

Esta joven de 27 años que vive en San Isidro usa celeb.tv. “Es una interfaz en la cual te enlaza con los individuos que se suscriban. Se parece mucho al feed de Instagram, solo que cada foto y video que subas tiene un precio. Además tiene una sección de suscripción donde subís material y los que estén suscritos entran además a configuraciones de chat, videollamada y llamada de voz. El sitio no te ordena a utilizar todas las funcionalidades, cada uno le otorga la forma que quiere y publica el contenido que considere correspondiente. Yo únicamente utilizo la parte de la suscripción, en donde publico todos los días lo que que yo quiero y los que son integrantes tienen la posibilidad de verlo. Si usara todas las funcionalidades podría facturar cerca de 3000 USD por semana como sé que ganan otras chicas. Pero como no lo hago, mi sueldo es considerablemente inferior”, detalló.

“Lo mío es lo erótico. Piel, caras, poses, colores y blanco y negro. Me encanta todo lo que eso puede decir. Mi trato es más impersonal. Utilizo la parte de la suscripción como un espacio que comparto con el resto. Por eso no tengo otro trato más que el cordial con la gente que me saludan en el chat de celeb”, puntualizó.
Erotismo casero

Otros argentinos deciden exhibir más. El usuario Beibi Mader Faquer tiene 33 años y se muestra a LA NACIÓN como instructor e investigador de prácticas somáticas. En su perfil de Twitter exhibe “adelantos” de sus videos en JustFor.Fans, en donde acostumbra haber colaboraciones con otros individuos como él, de la misma forma que hacen varios youtubers para dar a conocer sus canales. En esta situación, hay sexo grupal y prácticas fetichistas: “Como no hay fronteras, te facilita llegar a otros mercados y llevar a cabo dinero con algo que uno goza”.

Además hay parejas que utilizan estas comunidades, como Manu y Diego, dos argentinos que se conocieron por medio de Cam4, una interfaz para comunicar videos, y que mientras fueron consolidando su romance eligieron no dejar de comunicar con los otros. “Yo siempre fui muy desinhibido y Diego salía de una relación clausurada de varios años, por eso fue natural exhibirnos bastante. Cuando nos hayamos puesto de novios no quisimos dejar colgada a la multitud que seguía nuestra historia y comenzamos a comunicar nuestras relaciones sexuales y se dieron a conocer los que deseaban abonar por ver”, recordó Manu.

“Sin querer nos hicimos ‘famosos’ en cam4 y conocimos gente de este ámbito que nos habló de Onlyfans. Abrimos un perfil para ver si funcionaba y hoy nos encontramos contentos. Hoy transmitimos dos o tres ocasiones por semana por cam4 y le ofrecemos una hora semanal a Onlyfans. Los montos varían pero en promedio hacemos 400 USD por noche, pero hay sesiones en las que sólo recaudamos cien y otras que llegaron a los 1000. Onlyfans nos deja en promedio unos 200 o 300 dólares mensual. Con ese dinero nos compramos pasajes para venirnos a vivir a España hace algunas semanas y nos encontramos amueblando nuestro piso con ese dinero”.
Menos intermediarios

Las situaciones de triunfo como el de esta pareja argentina son cada vez más varios. Desde su publicación, el 24 de febrero de 2018, JustFor.Fans le abonó a sus modelos 4 millones de USD, un número que está en alza y que enseña por qué muchos están apasionados en el tema.

“Mi propósito para el año uno del sitio era prestar un espacio que permitiera que la gente encontraran una fuente de ingreso bastante para transcurrir una vida tranquila y poder abonar su seguro médico. Pienso que lo logré”, afirmó el principal creador y director ejecutivo de JustFor.Fans en la fiesta aniversario que llevó a cabo tres semanas atrás. Él acostumbra decir que su tarea es democratizar el porno.

Beibi Mader Faquer coincide en el diagnóstico, pero piensa que es parte de una inclinación más amplia: “Es complejo comentar de democracia porque es algo muy relativo, pero es verdad que estas redes aceptan el ingreso a conseguir dinero con tu forma de forma autogestionada. Ya hace tiempo hay un desarrollo de producción de pornografía principiante que fue creciendo, estas interfaces te aceptan conectar con gente interesada en ingerirlo”.

“Que hayan surgido estos sitios hacen que alguno se atreva y logre llevar a cabo porno y publicarlo, puesto que no es realmente difícil hallar un teléfono celular que grabe en calidad 4k pero que sea democrático o no es dependiente de a dónde subís el material, y la mayor parte de estos sitios son pagos y no están disponible para todos. Pero incentiva a varios a verse sin ataduras en sus listas de Superiores Amigos de Instagram, entre otras cosas”, detalló Diego.

Jason, al final, piensa que en este momento hay más grande representatividad: “Estas interfaces tienen una oferta que la industria porno minimizó por años. Hay una enorme distingue entre la gente principiante como yo y los enormes actores del género. Recibo todos los días mensajes de hombres que me cuentan que están contentos de ver videos y imágenes con tipos de cuerpos que les gustan y que no están en los sitios habituales”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *